¿Para qué sirven las máquinas de fisioterapia?

Seguro que más de una vez has ido a una clínica de rehabilitación muscular y te has preguntado para qué sirven todas esas máquinas de los fisioterapeutas. Hace un tiempo, los tratamientos manuales eran más habituales en comparación con la electroterapia, definido como el tratamiento de lesiones y afecciones con la electricidad. Ahora las tornas han cambiado y cada vez es más frecuente utilizarla para la recuperación del paciente, aunque siempre debe primar el tratamiento manual.


¿Qué aparatos eléctricos de fisioterapia existen? 

El mercado está abarrotado de productos para el tratamiento eléctrico para estas dolencias. Dentro del campo de la electroterapia, estos son los más comunes: 


1) TENS 

Los TENS son definidos como aquellos aparatos que a partir de la técnica de la estimulación eléctrica sobre las fibras nerviosas logran un efecto calmante. 

Actuando como analgésico para el dolor, se aplican sobre la parte dolorida durante un tiempo que varía en función del alcance de la lesión: de tres horas a toda una noche. 


2) ULTRASONIDOS 

El ultrasonido se refiere al aparato que produce unas vibraciones mecánicas, mayores que las del sonido, por medio de un elemento sólido o líquido, siendo frecuente utilizar un gel. 

Mediante estas ondas que se generan, el calor se va propagando por la zona dolorida produciendo una sensación placentera. 

En cuanto a su empleo, a los cabezales simplemente se les tiene que aplicar un gel que permite hacer esa vibración sobre la piel. El proceso no ha de durar más de 10 minutos.

 

3) MICROONDAS 

De mayor frecuencia, los microondas son aparatos que aplican un sonido sobre tejidos blandos produciendo calor en la zona afectada. 

Siempre se tienen que aplicar a una distancia prudencial de la piel del paciente para que permitan actuar en el interior y produzcan ese efecto calmante en el foco del dolor. El tiempo: de 5 a 15 minutos es suficiente. 


Lógicamente, disponer de estos y otros muchos aparatos en la clínica no es barato, además del gasto de luz que suponen. Para eso último, lo mejor es comparar tarifas eléctricas e informarte de los precios de suministro dependiendo de la zona donde vivas. Si por ejemplo es Canarias, puedes informarte en este enlace.  


© 2018 de Fernando Almendro Dorado. Creado con Wix.com